Organizar una boda

Organizar una boda

Si te gustaria organizar una boda ibicenca, y no sabes cómo empezar o si puede ser posible, te indicamos nuestras recomedaciones para que el día más feliz de tu vida salga perfecto. 

Una boda al estilo ibicenco implica realizar la ceremonia en la playa o en un lugar al aire libre y luego celebrar el banquete en un chiringuito o en un lugar parecido. Si la ceremonia es religiosa seguramente deberéis realizarla en una iglesia, pero si os casáis por lo civil es posible realizar la ceremonia religiosa en la playa y no en la iglesia.

Un buen banquete que se precie debería empezar con un cóctel de bienvenida, con varias tapas de tus preferidas o típicas de estas ocasiones… Y para beber mojitos, refrescos (bebidas sin alcol), cervezas y Aperol spritz. Despues del cóctel, lo ideal es hacer una comida sencilla, ya que hay que tener en cuenta que las bodas ibicencas se suelen celebrar en los meses de más calor, por lo que lo ideal sería un menú compuesto por un entrante pequeño, por ejemplo un cóctel de gambas o algo parecido, como primer plato una paella de pescado y como secundo plato gambas a la plancha con verduras a la plancha. Lógicamente, esto es solo un ejemplo que se puede adaptar a vuestros gustos y preferencias, pero teniendo en cuenta que hay que ofrecer una comida ligera pero de calidad a tus invitados. De postre se puede optar por suprimir la tarta, ya que a mucha gente no le gustan, y sustituirla por algo más original y fresco, como un plato de la repostería local, que sea fresco y ligero. En Ibiza y Formentera, por ejemplo, son típicos los postres como la graixonera (un puding de ensaimada que se sirve fresco), el flaó (un pastel de queso con un toque de hierbabuena) o las oralletes (una pasta dulce de anís que tmabién es ideal para regalar como obsequio a tus invitados).

boda ibicenca

Boda ibicenca al atardecer

Como veremos a continuación, la música será muy importante durante la boda ibicenca, por lo que en previsión de que la fiesta se alargue, es importante ofrecer algo más de comida por la tarde-noche, tanto dulce como salado.

Lo ideal es que la música esté siempre presente durante la ceremonia. Hay que tener en cuenta que una boda ibicenca es una fiesta y no una boda aburrida. Se puede empezar con un DJ que anime la noche, con temas animados. Es importante que la música no depende del criterio de una única persona, si ésta no es una experta. La música en una boda ibicenca, como en todas, puede influir mucho en el ánimo de los invitados, y lo mejor es reunirse con varias personas para consensuar un tipo de música para cada momento de la fiesta: reggae durante el cóctel, algo de chill-out durante la comida, pop y rock para el baile, electrónica y house en momentos más animados… ¡Todo depende de vuestro gusto!

Invitados a una boda ibicenca

Para preparar una boda al estilo ibicenco, tenéis que ser conscientes que vuestros invitados os han de acompañar en este emocionante momento y, por supuesto, ayudar a crear la atmósfera que hace tan especial estas bodas. Por ello, es muy importante que todos ellos y ellas vistan vestidos ibicencos y ropa acorde con los patrones de la Moda Adlib. Y, por supuesto, todos los invitados habrán de vestir de color blanco. Si tienen dudas, aconsejamos que en la propia invitación de la boda, se les indique con una tarjeta algún lugar donde puedan tomar ideas de cuál es el código de vestimenta, como puede ser esta misma página. Y, sobretodo, que se cumple la máxima de este tipo de ropa: “Viste como quieras, pero con estilo“.

Si vais a celebrar una boda al estilo ibicenco con vuestros amigos y vais a venir expresamente a Ibiza o Formentera, para ello, habréis escogido el lugar ideal pero seguramente os preocupe el tema del alojamiento, tanto para vosotros los novios como para todos los invitados. Hay mucha oferta donde elegir hotel, pero lo ideal es que todas los invitados se  puedan alojar en el mismo edificio. En Ibiza, las zonas ideales serían Playa d’en Bossa o San Antonio y su Bahía (por la gran oferta que existe) y en Formentera tus invitados podrían estar en Es Pujols, una zona donde hay bastante movida y ambiente y desde donde se puede ir andando a la playa.

boda ibicenca

La novia, radiante durante la boda. El color blando predomina entre los invitados.

El presupuesto para casarse al estilo ibicenco depende mucho de la calidad del convite y de la cantidad de invitados, pero habría que preparar un presupuesto que ronde los 15.000 ó 16.000 euros para organizar la boda, incluyendo el resto de gastos extras que no hemos comentado, como las flores y todo lo que necesita una boda… fotógrafo, el DJ que se ocupe de la música, la decoración, el transporte para los invitados, alojamiento (si invitáis a una noche invitados). Como decimos, depende de cuantas personas vengan, desafortunadamente no podemos dar una cifra exacta, pero el presupuesto de alrededor de 15.000 euros está pensado para una boda ibicenca para unas 50 personas.

 

Boda ibicenca en la playa

Uno de las maneras más bonitas de casarse es en una boda ibicenca en la playa. Quizás no sea un tipo de ceremonia nuevo, pero sin duda es una boda original y siempre sorprendente.

Las bodas tradicionales en una iglesia son ceremonias en muchos casos demasiado formales, con un toque demasiado clásico y lo que muchas veces es peor, no son ni bonitas ni divertidas. Para todas aquellas personas a las que le guste respirar libertad celebrar una boda ibicenca en la playa puede ser la perfecta manera de sellar el matrimonio.

Lo mejor de casarse en la playa no es solamente la belleza del lugar, sino el aspecto informal del sitio que harán que tanto los novios como los invitados se lo pasen en grande al aire libre, sin sentirse “aprisionado” por las paredes de una iglesia o unos juzgados.

Un detalle que hace que las bodas ibicencas sean especiales, es el hecho de la vestimenta. Todos los invitados  y. por supuesto, los novios deben vestir siguiendo los patrones de la moda ibicenca con prendas frescas de color blanco. Se trata de una boda en la playa, por lo que la vestimenta deberá ser cómoda y con un toque desenfadado, dando a las bodas ibicencas en la playa un punto informal muy vistoso. Recomendamos que ya desde la misma invitacion se haga hincapie en que se va a celebrar una boda en la playa y dejar un anotación con el tipo de ropa que deben llevar a la boda.

En Ibiza hay multitud de rincones ideales para celebrar una boda en la playa o en lugares con vistas impresionantes. Algunos acantilados imponentes con vistas al mar o al islote mágico de Es Vedrà también son los lugares perfectos para celebrar una boda ibicenca.

Boda ibicenca

Una boda ibicenca es un evento especial, una manera diferente y original de celebrar un enlace matrimonial. 

¿Qué es una boda ibicenca?

La principal diferencia entre una boda ibicenca y una boda tradicional es la sencillez, la comodidad y la elegancia. Con esto nos referimos a todas las facetas de una boda: tanto los vestidos, la decoración y el entorno que rodea a la ceremonia.

Sin duda, uno de los factores más importantes a tener en cuenta es la ropa. Los vestidos ibicencos reflejan una personalidad diferente, amante de la sencillez y de la naturaleza. Destaca siempre el color blanco del vestido de novia y los tejidos suaves. El novio también se libera del clásico traje de boda con un sencillo traje de dos piezas: pantalón de lino blanco y una camisa – generalmente también blanca – que inspira libertad por los cuatro costados.

¿Dónde se celebra una boda ibicenca?

Aunque la respuesta más lógica es que una boda ibicenca se celebre en Ibiza, lo cierto es que el mismo estilo puede ser trasladado a muchos lugares se tiene la idea clara de la atmósfera que se persigue conseguir. Generalmente, en una boda ibicenca el mar y la naturaleza tiene un gran protagonismo. Por ello, el espíritu puro de las bodas ibicencas es celebrar la boda en la playa, sobre la arena y con el mar de fondo.

Si eso no es posible, ya que el mar te queda un poco lejos, siempre es posible sustituir el mar por la naturaleza: un bonito paisaje entre montañas, un bosque o incluso un jardín puede ser una buena alternativa para celebrar la ceremonia.

La decoración para una boda ibicenca

Si ya tenemos nuestro escenario escogido, falta añadir los detalles que harán del enlace una verdadera boda ibicenca. Uno de los elementos decorativos más característicos son los toldos de tela de color blanco. De esta forma, además de protegernos del sol haciéndonos sombra, conseguimos dar un claro contraste entre el azul del mar y del cielo, o el verde de los árboles, con el color blanco.

Otro bonito detalle es hacer un pasillo de pétalos blancos hasta el altar donde se celebrará la boda ibicenca. De esta forma conseguimos crear una separación entre los grupos de invitados y mostramos la naturaleza en medio de la boda.

Para el convite, unas mesas redondas con mantel blanco y un gran jarrón de centro de mesa es otra buena opción. Las sillas forradas con una tela del clásico color blanco – que como comprobarás acompaña a toda la boda ibicenca – darán el detalle de sencillez a la ceremonia.

Los invitados

Los invitados a la boda ibicenca también tendrán su parte de protagonismo en la boda, ayudando a contribuir a la atmósfera de la boda ibicenca. Ante todo, hay que tener bien claro que la ceremonia es una fiesta y el objetivo es pasárselo bien.

Para que los invitados encajen completamente con el escenario que hemos preparado, es importante que ellos también aporten su granito de arena viniendo vestidos con trajes de estilo ibicenco. La mejor manera de comunicárselo es a través de la invitación de boda, en la que se les informará del estilo a seguir. Es muy bonito cuando todo los invitados a la misma boda ibicenca van vestidos de color blanco, aunque simplemente con venir en un estilo informal de cierto aire hippie ya es suficiente para no desentonar.

Seguramente no les importará comprarse ropa especial para esta boda, ya que son prendas muy cómodas y que se podrán poner en cualquier otro momento. Si tus amigos desconocen como son los vestidos ibicencos y no tienen claro qué ropa ponerse, puedes recomendarles que se den un paseo por www.formenteraisla.es