Vestidos ibicencos - La Moda de color Blanco

Vestidos ibicencos

El estilo de los vestidos ibicencos no pasa de moda por mucho que pasen los años. El color blanco de los vestidos consigue que se puedan combinar con todo tipo de complementos y la frescura y comodidad de los tejidos son los principales atractivos de este bonito estilo.

El uso de los vestidos ibicencos comenzó con la implantación de la moda adlib en la isla de Ibiza, pero poco a poco se fue extendiendo por todas las zonas de playa. En la actualidad, es raro el lugar del Mediterráneo en el que no se ven vestidos ibicencos en los meses más calurosos del año, y la moda se sigue extendiendo...

¿Qué son los vestidos ibicencos?

Vestidos ibicencos

Los vestidos ibicencos no tienen un patrón muy marcado, aunque los podríamos definir como vestidos de color blanco de tejidos frescos que aportan comodidad y elegancia. A partir de ahí, las variables son múltiples: encontramos vestidos largos, cortos, con mangas, de tirantes, de algodón, lino, con transparencias...

A pesar de que algunas colecciones empiezan a sacar algunos modelos de tonos azules o crudos, lo cierto es que el color blanco es el rey indiscutible de los vestidos ibicencos. Es un color especialmente favorecedor en los meses de verano, cuando el sol nos deja un bonito color tostado en la piel que destaca con el blanco del vestido.

¿Cuándo ponerse vestidos ibicencos?

Desde hace ya varios años, el estilo ibicenco no es algo centrado únicamente en lugares de costa. En las grandes ciudades se va imponiendo cada vez más esta moda como una forma de libertad y de estilo desenfadado. El uso de tejidos vaporosos es una de sus mayores ventajas para soportar el calor de la ciudad y de cualquier punto de nuestras costas.

¿Con qué me pongo mi vestido ibicenco?

Uno de los puntos que nos más nos gusta de llevar vestidos ibicencos es la cantidad de complementos con los que podemos jugar y combinar para conseguir el look que más nos guste. Generalmente los tonos de color tierra, marrón o azul son los que mejor combinan y mejor transmiten  el estilo fresco y libre que deseamos transmitir, aunque puedes divertirte combinando los más variados colores.

Un bonito cinturón, un bolso de caña o capazo, unos pendientes largos de madera, brazos forrados de pulseras, unas sandalias de cuerda o una cinta en la cabeza son algunos de los complementos más usados para conseguir un look de lo más veraniego, aunque seguro que tu tienes ideas para dar tu toque personal a tu imagen.

¿Cuándo me pongo un vestido ibicenco?

Al pasar los años, cada vez son más lo usos que se le da a esta ropa gracias a lo elegante de sus tejidos. Básicamente, los vestidos ibicencos son unas prendas que se usan en verano, cuando muchas tenemos más tiempo libre para hacer actividades diferentes, estamos de vacaciones y muchos días no sabemos ni qué ponernos.

Por ello, un vestido ibicenco en la maleta nos sacará de más de un apuro, ya que es idóneo para salir a cenar, para ir a la playa, para una fiesta o cualquier otro tipo de eventos. Y no hablaremos aquí de los preciosos vestidos de boda ibicencos...

De lo que no cabe duda es que un vestido ibicenco es un must que debemos tener en nuestro armario, ya que será una prenda muy socorrida cada verano y con tantos usos como ideas se te ocurran.

Si te ha parecido interesante y nos quieres hacer felices, comparte este artículo en las redes sociales: